crash, car, car crash

6 causas más comunes de accidentes automovilísticos en Texas

Cuando nos subimos a nuestros autos en cualquier momento del día, ninguno de nosotros anticipa terminar en un choque. Por lo tanto, es importante poner mucha atención al conducir y seguir todas las medidas de seguridad al conducir.

Conducción deteriorada

Los accidentes por conductores ebrios en Texas continúan ocurriendo a un nivel alarmante. según el Departamento de Transporte de Texas, aproximadamente cada 20 minutos alguien resulta herido o muere en un accidente que involucra alcohol en Texas. Muchos condados del sur de Texas, incluidos Brooks, Jim Wells, Duval, Jim Hogg, McMullen, Live Oak, Bee, Refugio y Goliad, se ubican en el tercio superior de los condados de todo el país en cuanto a tasas de muertes relacionadas con el alcohol.

El porcentaje más alto de conductores ebrios se encuentra entre las edades de 21-25. Conductores jóvenes que estaban intoxicados estuvieron involucrados en más de 13,000 choques en Texas en 2016. En 2015, 960 personas murieron en choques causados por conductores intoxicados en Texas, lo que representa más de una cuarta parte de todas las muertes de tránsito. Se informan más accidentes por conducir ebrio entre las 2 a.m. y las 3 a.m. que en cualquier otra hora del día.

Cambios de carril inseguros

Un conductor responsable avisa a otros conductores si está a punto de cambiar de carril o pone sus señales antes de dar una vuelta. Los conductores que cambian de carril repentinamente pasan de un carril a otro o se salen de los carriles son responsables de muchos accidentes automovilísticos graves y mortales.

Un conductor que hace un cambio de carril inseguro puede golpear a otro vehículo o forzar a otro conductor a salir de la carretera para evitar una colisión. Un conductor desprevenido puede verse involucrado en uno de estos accidentes sin que sea culpa suya.

Exceso de velocidad y falta de control de la velocidad

Los conductores deben obedecer los límites de velocidad. Desafortunadamente, muchos conductores tienen el hábito de exceder el límite de velocidad o conducir demasiado rápido durante condiciones de mal tráfico o clima. Estos conductores ponen en riesgo a todos los que comparten la carretera, ya que no pueden detener el vehículo de forma segura cuando sea necesario, entre otros peligros.

Cuanto más rápido vaya un automóvil, más espacio debe permitir un conductor para el automóvil de adelante. Las carreteras mojadas requieren más distancia para detenerse a tiempo. Los conductores deben reducir la velocidad durante el mal tiempo, la mala visibilidad o el tráfico pesado. Más de 1,100 personas murieron en accidentes relacionados con el exceso de velocidad en Texas en 2015.

Ignorar semáforos, señales o señales de alto

Los conductores que ignoran los semáforos, pasan demasiado tarde por las luces amarillas, o no se detienen en las señales de alto son responsables de causar muchos accidentes automovilísticos graves o fatales que ocurren en las intersecciones. Según el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, alrededor de 900 personas mueren al año debido a que los autos pasan las luces rojas.

Casi la mitad de las muertes causadas por conductores que se pasan los semáforos en rojo son peatones y pasajeros de otros vehículos. Es más probable que los corredores de semáforo en rojo sean conductores varones jóvenes que tienen varias condenas por exceso de velocidad en su historial de conducción.

Conducción en sentido contrario

Los conductores ebrios y otros conductores cometen graves errores. Uno de los cuales es entrar a sentido contrario en una calle. Conducir en forma incorrecta en las carreteras interestatales que pueden causar choques frontales fatales. Puede ser imposible evitar uno de estos conductores. Los conductores sin experiencia también pueden cometer este error que puede ser fatal.

Distracciones en el Vehículo

La conducción distraída implica cualquier actividad que desvíe la atención del conductor mientras conduce. Las distracciones en el vehículo incluyen hablar con los pasajeros, así como distracciones manuales como ajustar los sistemas electrónicos del automóvil, comer y maquillarse. Hay muchos otros tipos de conductores distraídos.

Más de un tercio de los conductores de Texas dijeron que hablaron por teléfono mientras conducían. Los conductores que escuchan música, hablan por teléfono, envían mensajes de texto, revisan el correo electrónico, ven un video, o comen no se concentran en la carretera y contribuyen a más de 100,000 choques cada año en Texas, según el Departamento de Texas de Transporte.

Estas son solo algunas de las causas comunes de accidentes automovilísticos, solo conducir por la calle es un riesgo y es mejor estar seguro y tomar precauciones y no hablar por teléfono, asegurándose de dejar espacio al automóvil frente a usted y estar al tanto de su alrededor. Si ha resultado lesionado en un accidente automovilístico, asegúrese de contactarnos para ayudarlo mejor query@domingogarcia.com

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *